Construcción de violín acústico. Diario

  Éste es el proceso de construcción de mi primer violín acústico, que realicé antes de empezar a construir guitarras. Después de algunos años leyendo libros y aprendiendo muchas cosas sobre la construcción de violines, me lancé a la faena y registré todo el proceso que podéis ver aquí.

 

 

Día 1. La plantilla

DÍA 2. EMPIEZO EL MOLDE

DÍA 3. FINALIZAR EL MOLDE Y CONSTRUIR LAS PLANTILLAS DE PRESIÓN PARA EL PEGADO DE LOS AROS

DÍA 4. LOS BLOQUES

DÍA 5. BLOQUES Y AROS

DÍA 6. TERMINAR AROS

DÍA 7. TERMINAR ESQUINAS

 Después de quitar los sargentos y como veis en las fotografías, el resultado no es perfecto. Los aros no están doblados a la perfección, por lo que los he tenido que forzar para llevarlos a su sitio. Esto ha provocado que la unión de los aros inferiores no sea exacta, como me hubiera gustado. La próxima vez dejaré los aros a una anchura menor, de 0.9 o 1 mm. De todas formas, he decidido seguir adelante, pues pienso que el resultado es aceptable.

DÍA 7. CONTINUACIÓN

DÍA 8. CONTRAAROS

 Los contraaros son unas tiras de abeto que se pegan por dentro de los aros para dar fuerza a la caja y para proporcionar mayor superficie de pegado a los aros.

DÍA 9. CONTRAAROS (CONTINUACIÓN)

 Hoy también he repetido el pegado de los contraaros en la parte del fondo. Mañana lo primero será nivelar esta parte de la misma forma que he hecho con la parte frontal, que aparece en las fotografías. Una vez terminado esto, debería empezar con la tapa, pero las maderas que compré han salido defectuosas; la tapa con agujeros de gusano y el fondo con un nudo, de tal forma que empezaré con el mango hasta que reciba las nuevas maderas.

DÍA 10. CORTAR Y DAR FORMA AL MANGO

 El bloque de arce ya está cepillado y listo para empezar a trabajar el mango. Lo primero es hacer una plantilla si todavía no la tenemos. Yo la he hecho de un material que se utiliza para realizar patrones de zapatos, a partir del libro de Henry Strobel. Después se marca en la madera y se corta. No es fácil cortar esta madera, que es arce de 42 cm de grosor. Si no podemos utilizar una sierra de banda, podemos usar una manual, pero con mucha paciencia. El proceso de corte no lo he podido fotografiar, pero ha sido primero sierra, después escofina y finalmente lima. Algunas superficies también las he repasado con la lijadora de banda. Quedan algunas partes por terminar, pero he preferido esperar a terminar la voluta.

DÍA 11. LA VOLUTA

<< new text >>

DÍA 12. LA VOLUTA (CONTINUACIÓN). VACIAR EL CLAVIJERO

DÍA 13. CLAVIJERO Y SURCO

DÍA 14. UNIR TAPA Y FONDO

Cuando la voluta está casi terminada, hay que hacer y pegar el diapasón antes de seguir. Yo voy a dejar este proceso hasta después de terminar los platos, pues he decidido utilizar la madera que tengo. Primero voy a cepillar la madera de la tapa hasta que desaparezcan los agujeros de gusano. El fondo se puede usar, pues el nudo queda fuera de la silueta del violín. He decidido unir el fondo y la tapa utilizando las dos formas planteadas en el libro. La tapa la uniré mediante el método de frotado, sin presión; y para el fondo utilizaré el método más conocido de anclaje con gatos o sargentos.

 La unión realizada no me ha convencido. En primer lugar, debería haber caido pegamento por los lados después de frotar y no ha sido así. Esto puede ser porque no había suficiente pegamento. El que caiga el pegamento indica que la superficie de pegado está "llena" de pegamento, así nos aseguramos de que la unión es buena. Por otra parte la unión aparece ligeramente abierta por los extremos, aunque lo he comprobado y no pasa la luz. Según tengo entendido, esto es porque la madera se arquea al humedecerse, y se puede solucionar dejando el centro de la unión un poco hueco. Además, al frotar la madera se ha "anclado" en un punto inexacto, como se ve en la fotografía. Estoy pensando que esto también puede ser motivo de las aperturas laterales. Voy a documentarme un poco más sobre este tema y mañana repetiré la unión.

 

 A pesar de todo, creo que ha ido bastante bien para ser la primera vez. Estoy gratamente sorprendido por el comportamiento del cepillo, con el que se consigue una superficie totalmente lisa. Estas piezas habían sido cepilladas previamente en una carpintería industrial utilizando una máquina cepilladora. Pero el resultado con el cepillo manual ha sido muchísimo mejor, incluso no se apreciaba la línea de corte entre una madera y otra antes de pegar.

DÍA 15. EL FONDO (1). CEPILLAR, MARCAR Y CORTAR

Finalmente logré una buena unión del fondo utilizando el método de frotado. Estoy realmente contento, pues después de cepillar la junta parece que sea todo un mismo bloque. No puedo decir lo mismo de la tapa, cuya unión no se presenta tan firme y voy a volver a repetir, aunque ahora voy a trabajar en el fondo. Estoy esperando a que me traigan una sierra de marquetería para realizar las plantillas y cortar la silueta del fondo, pues hacerlo manualmente lleva mucho tiempo; así que puede que aún tarde unos días en ponerme manos a la obra. Mientras, aprovecharé para organizar un poco el taller, que se va desordenando bastante.

 He aprovechado el día para despegar la tapa, que no había quedado perfecta. He utilizado una pistola decapante con buenos resultados. Después he vuelto a cepillar y a unir con el método del frotado. Creo que esta vez ha quedado bien, aunque lo comprobaré el próximo día cepillando la junta. Después queda hacer el mismo trabajo que se ha realizado con el fondo para forma la silueta.

DÍA 16. Cortar la tapa

Aquí empiezo la tapa. La cosa se pone interesante. He decidido empezar con la tapa, pues el abeto es mucho más blando que el arce y me va a costar menos serrar. Me dejo el fondo para después, espero tener para entonces una sierra de marquetería eléctrica.

DÍA 17. Grosor inicial y canal para el filete.

Día 18. Filete

 Como podéis apreciar, he estado sin cámara, así que el proceso no lo he podido fotografiar. Después de terminar el canal para el filete, dí forma a éste y lo pegué. Después, lo igualé en altura al plato y empecé a formar la bóveda de la tapa, primero con gubias y luego con pequeños cepillos. Cuando haga el fondo, espero poder mostrar el proceso, que es igual que en la tapa.

Día 19. Terminar el arco.

    En este paso, he hecho un canal por todo lo largo del filete, dejando una distancia hasta el borde de 2 mm. El ancho del canal es de unos 10 mm. Una vez realizado el canal, se une al arco con el cepillo y empezamos a obtener el arco definitivo. Aquí hay que comparar con las plantillas y retocar donde corresponda. Cuando el arco se corresponde a las plantillas casi completamente, empezamos a finalizar con la cuchilla, intentando dejar la superficie lo más limpia posible de marcas de gubias y cepillos.

 

    Por último, he dibujado las efes. Primero he recortado la silueta de la fotocopia del póster y la he plastificado. Después he vuelto a recortar para tener la plantilla con un fondo transparente. He dibujado las esquinas fijándome en el póster y he trasladado las efes a mi tapa teniendo en cuenta la posición de las esquinas.

 

    Me he dado cuenta de que este método de copia literal no sirve, pues mi vioín será inevitablemente diferente al que estoy copiando, así que voy a repetir el procedimiento de dibujo de las efes de otra manera.

Día 20. Vaciar la tapa.

    Antes de vaciar la tapa, he vuelto  a dibujar las efes, esta vez basándome en la técnica que describe el libro. Se trata de marcar la posición del puente y crear unas líneas de referencia. Después de dibujar las efes se comprueban las medidas. Esta forma ha resultado ser correcta y las efes han quedado en su sitio. Para terminar con las efes de momento, he hecho un pequeño surco en la parte inferior de cada efe, en las "alas". Este surco se hace para evitar la distorsión de la efe con respecto al arco cuando ésta esté recortada, sobre todo cuando se mira desde un lado.

 

    Para vaciar la tapa he aprovechado la madera que me sobró cuando recorté el molde. He forrado los bordes en piel y he atornillado unos topes de pino. De esta manera puedo anclar esta tabla al banco de trabajo y tener el fondo libre para ir midiéndo el grosor constantemente.

 

    Se empieza marcando los puntos que tienen menos de 5 mm de grosor. Después, con la gubia, se empieza a vaciar por donde no hemos marcado. Cuando el grosor corresponde a unos 5 mm, pasamos a trabajar con el cepillo y finalmente con la cuchilla. Quiero dejar todo a 3.5 mm, para posteriormente empezar a "afinar" el plato. El grosor final debe ser de unos 2.4 mm en la parte inferior y 2.6 en la superior. Alrededor de las efes puede ser hasta de 3 mm. Aunque todo dependerá de la madera, que hay que ir "golpeando" hasta que saque su mejor sonido.

 

    La mancha negra de la parte inferior es un agujero de gusano que ha salido a la luz, sin gusano ya. Afortunadamente no se ve en la cara exterior. Cuando termine la tapa, lo taparé con pegamento mezclado con serrín de abeto.

Strings By Mail